NO TENGO EXPERIENCIA LABORAL ¿CÓMO REDACTO MI CV?

NO TENGO EXPERIENCIA LABORAL ¿CÓMO REDACTO MI CV?

Acabas de finalizar tus estudios universitarios, o estás a punto de terminarlos, y vas a ponerte en marcha en la búsqueda de tu primer empleo. Ha llegado el momento de redactar tu CV pero te preocupa el hecho de no contar con experiencia laboral previa.

Este es un obstáculo por el que todos, alguna vez, hemos pasado. Pero debes entender que nadie nace con experiencia y, aunque este sea uno de los aspectos que más analizan las empresas cuando les llega un currículum, no tiene por qué suponer un impedimento para saltar al siguiente objetivo: que te llamen para una entrevista personal y puedas cautivar a la empresa.

Tener experiencia no significa necesariamente haber tenido un contrato laboral, por lo que desde aquí te daremos las pautas para poder redactar un CV que te permita fortalecer tu perfil y te ayude a diferenciarte del resto.

nethunting_03

AUTOCONOCIMIENTO

Redactar un CV no es una tarea fácil. Hay que dedicarle su tiempo, por lo que lo primero que te recomendamos es que analices y anotes todas aquellas actividades que hayas realizado anteriormente, por muy irrelevantes que te parezcan. Te sorprendería saber cuántas de ellas podrían adaptarse a la oferta de empleo en la que quieres participar.

Es muy posible que durante tu etapa de estudiante hayas tenido algún periodo de prácticas en empresa, participado en algún programa de voluntariado (tan valorado hoy en día por las empresas), hayas estado en el extranjero, impartido clases a los hijos de parientes o vecinos, o, incluso, colaborado, en tu tiempo libre, en el negocio familiar. Incluye todas estas actividades como experiencia (becas, diseños, proyectos propios, etc) y no las desaproveches. Son recursos que pueden decir mucho de ti.

No es necesario que des demasiadas explicaciones, tan solo enumera las responsabilidades y funciones principales que realizaste, relacionadas con el puesto al que optas, ya entrarás en detalles durante la entrevista. No se trata de engañar o de inventarte actividades que no hayas hecho, sino de poner en valor aquellas competencias que has tenido la oportunidad de desarrollar a través de actividades no laborales. De todas formas, si te vas a sentir más cómodo/a, es mejor que llames al apartado “experiencia”  a secas, en lugar de “experiencia laboral”.

DESTACA TUS PUNTOS FUERTES

La experiencia laboral no siempre es lo que más importa a las empresas. En muchas ocasiones, valoran mucho más ciertas habilidades o la forma de trabajar del candidato/a.

Si te falta experiencia, o simplemente no tienes, deberás enfocar toda la atención en apartados como tu formación académica y complementaria, tus habilidades, competencias, logros y aptitudes.

Te recomendamos que utilices un modelo de CV funcional, ya que al no seguir un orden cronológico podrás acentuar tus habilidades (dinamismo, iniciativa, don de gentes, capacidad de adaptación, esfuerzo o trabajo en equipo, entre otras) por encima de la experiencia profesional. Se trata de explicar detalladamente qué cosas sabes hacer bien, no qué cosas has hecho.

Ordena la información en bloques, no solo le aportarás claridad a tu currículum sino que te ayudará a demostrar que eres organizado/a. Y no incluyas información que no tenga que ver con el perfil que busca la empresa. No se trata de rellenar espacios en blanco sino de destacar aquellos aspectos positivos que te diferencian de los demás.

keywords

OBJETIVOS PROFESIONALES

No te olvides de incluir un apartado donde expliques tus objetivos profesionales: aquellas metas o expectativas profesionales que te pueden convertir en el candidato perfecto para el puesto que se oferta. Es una buena forma de compensar esa falta de experiencia y una oportunidad para demostrar que tus intereses van en consonancia con lo que busca la empresa.

Para ello, lo fundamental es adaptar el objetivo a la oferta de la empresa; es decir, si se trata de un empleo temporal no podemos presentarle un objetivo a largo plazo, si la empresa nos habla de continuidad, tendrás que mostrarte como un/a candidato/a dispuesto a desarrollar tu carrera profesional dentro de la empresa.

En definitiva, en este espacio debes destacar tu interés en la vacante, qué puedes aportarles y qué te puede aportar a ti como trabajador ese puesto en concreto. Debes personalizarlo para cada nueva oferta de empleo y modificarlo para que cuadre con lo que busca la empresa, prestándole la suficiente atención para no meter la pata y que te descarten por ello.

REFERENCIAS

Otro de los recursos que pueden ayudarte a compensar esa falta de experiencia son las cartas de recomendación. Puedes pedirle a la empresa donde realizaste las prácticas, a tu supervisor del voluntariado o, incluso, a aquel docente con el que, durante la carrera, has tenido una buena relación que te redacte un escrito que incluya información relevante sobre tus responsabilidades, habilidades, logros o tareas.

No hace falta que las incluyas. Solo basta con referenciarlas e indicar que estás dispuesto/a a facilitarles una copia si lo necesitan.

mercado oculto networking

Si quieres saber más, no olvides leer nuestros post sobre CV y Buscar Empleo sin Experiencia Laboral !

Fuentes: Modelocurriculum, primerempleo, elaboración propia.

Recomendados para ti

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

popup