¿TIENES LO QUE HACE FALTA PARA SER PROFESOR DE UNIVERSIDAD?

¿TIENES LO QUE HACE FALTA PARA SER PROFESOR DE UNIVERSIDAD?

Si no consigues imaginarte tu vida fuera del ámbito universitario, y eres un entusiasta de la investigación y la docencia, está claro que has nacido para ser profesor de universidad.

Pero antes de decidirte a dar el paso, conviene que conozcas algunos aspectos sobre las vías y el proceso a seguir para convertirte en profesor universitario.

Empezaremos por explicar las distintas figuras de profesor de universidad que existen en España, sus características, y los requisitos para acceder a ellas.

profesor de universidad post

La carrera de profesor universitario comienza con la posición de ayudante. Con esta figura se contrata a estudiantes de doctorado con el objetivo de que completen su formación docente e investigadora. Los ayudantes pueden colaborar en tareas docentes de índole práctica, hasta un máximo 60 horas anuales. Los contratos son temporales y con dedicación a tiempo completo. Normalmente se firman por un año y son renovados anualmente, hasta un máximo de 5.

La figura que le sigue es la de ayudante doctor. Para optar a este puesto es necesario ser doctor y obtener la evaluación positiva de la ANECA o la AAC. Los ayudantes doctores son contratados para desarrollar tareas docentes e investigadoras con carácter temporal, y dedicación a tiempo completo. Con carácter general,  los contratos se celebran por un año y son renovados anualmente, hasta un máximo de 5. La ley establece que la duración conjunta de las contrataciones de una persona, como ayudante, y ayudante doctor, en la misma, o distintas universidades, no podrá exceder los 8 años.

El siguiente escalón en la carrera académica lo constituye la figura del contratado doctor, es el paso intermedio, entre las figuras temporales de ayudante y ayudante doctor, y los cuerpos de funcionarios docentes universitarios de profesores titulares y catedráticos de universidad. Estos contratos se celebrarán con doctores que hayan recibido evaluación positiva de la ANECA o la AAC, con el objetivo de que desarrollen con plena capacidad tareas de docencia e investigación. Los requisitos para superar la evaluación positiva de la ANECA o la AAC son distintos y más exigentes que los que se piden a quienes aspiran a las figuras de ayudante doctor, y coinciden con los que se requieren para ser acreditado como profesor de universidad privada. Los contratos son, o deberían ser, indefinidos, y a tiempo completo.

Otra posibilidad es ser profesor en la universidad privada. Para ello, no es requisito la acreditación, pero tenerla, incrementa tus oportunidades de ser contratado. Especialmente desde que la ley exige que el 50 %  del profesorado de la universidad privada tenga el título de doctor, y que de éstos, el 60 % hayan obtenido la evaluación positiva de la ANECA o la AAC.

Respecto a los cuerpos de funcionarios docentes, como suponemos que en estos momentos las figuras de profesor titular y catedrático se te antojan lejanas, más aún la de profesor emérito,  no nos detendremos en las particularidades de las mismas.

Pero sí nos gustaría mostrarte mediante la imagen de más abajo, el peso relativo que la investigación, docencia, y otras actividades académicas,  tendrán en las evaluaciones que te permitirán optar a una de esas plazas.

profesor de universidad méritos post

Por supuesto, para acceder a los cuerpos de funcionarios docentes, deberás ser doctor y haber superado la evaluación positiva del programa ACADEMIA de la ANECA.

Además de las figuras anteriores, existen otras como las de profesor asociado y profesor sustituto interino, que trataremos de explicar a continuación.

El profesor asociado es contratado de manera temporal y con dedicación parcial para aportar a los alumnos mediante su actividad docente sus conocimientos y experiencia profesionales. Pueden ser contratados como profesores asociados, especialistas de reconocida competencia, que acrediten ejercer su actividad profesional fuera del ámbito académico. La duración de los contratos será trimestral, semestral o anual, pudiéndose renovar por períodos de igual duración, siempre que se siga acreditando el ejercicio de la actividad profesional, fuera del ámbito académico. Para ser contratado como profesor asociado no es necesario ser doctor, ni estar acreditado, pero puede presentarse como mérito.

El profesor sustituto interino es contratado con carácter temporal para cubrir necesidades puntuales, bien para sustituir a los profesores con derecho a reserva del puesto de trabajo, realizando su función docente, bien para realizar las funciones docentes de plazas vacantes en la RPT (Relación de Puestos de Trabajo), mientras se desarrolla el proceso de selección correspondiente.

Para ser profesor sustituto interino no es necesario ser doctor, pero se valora como mérito, tampoco es requisito haber realizado el MAES, CAP o similar.

La contratación puede ser con jornada parcial o completa, y suele hacerse tirando de una bolsa constituida para tal fin.

Los méritos a valorar son establecidos por cada universidad, con sus consiguientes diferencias. Por ejemplo, sin salir de nuestra ciudad, los criterios varían entre la Universidad Pablo de Olavide y la Universidad de Sevilla. Mientras que la primera no tiene en cuenta las calificaciones académicas, la segunda sí, por otro lado, la UPO valora más la experiencia profesional y la actividad docente, frente al mayor peso que la Universidad de Sevilla otorga a la actividad investigadora.

La Universidad de Sevilla establece el siguiente baremo:

 

méritos US profesor de universidad post

La Universidad Pablo de Olavide establece los siguientes méritos:

méritos UPO profesor de universidad post

Consulta los detalles de las últimas convocatorias en los siguientes enlaces:

logo US post proferor de universidadlogo upor post profesor de universidad

A diferencia del profesor asociado, la figura del profesor sustituto interino no requiere que estés trabajando simultáneamente fuera del ámbito académico, pero permite compaginar la docencia con otros trabajos, si solicitas de forma previa la compatibilidad.

Si te planteas la docencia como algo complementario a tu profesión principal, las figuras de profesor asociado, sustituto interino, o profesor en la universidad privada, pueden ser las más adecuadas para ti. Pero si tienes claro que quieres hacer carrera como profesor de universidad, conviene que, cuanto antes, te impliques en la actividad investigadora y docente de un departamento, mientras te pones las pilas con tu doctorado.

Es nuestro deber advertirte que deberás desayunar cada día doble ración de ilusión y perseverancia, porque el camino no estará exento de dificultades. Pero citando a Thomas Jefferson, “Nada sobre esta tierra puede detener a quien posee la correcta actitud mental para alcanzar su meta”.

Esperamos que este post haya resuelto alguna de tus dudas, y conseguido atraer tu interés hacia el ejercicio de la actividad docente e investigadora, si ha sido así, no te pierdas nuestra próxima entrada sobre becas predoctorales.

Fuentes:

 

Recomendados para ti

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

popup