¡Opositar, otra opción para emplearte!

¡Opositar, otra opción para emplearte!

Muchas veces vemos la opción del empleo público cómo algo inalcanzable. Aunque cierto es, que es una carrera de obstáculos en la que hay que tener bastante tesón y paciencia, nada es imposible.

Una oposición es más que un examen, es tu futura profesión. Para poder escoger bien la oposición a la que te presentas, primero de todo tienes que analizar tu potencial para encontrar la profesión que va contigo.

Las oposiciones tienen que servirte para conseguir un empleo que te guste y para el que estés preparado/a, no para conseguir un sueldo fijo. Opositar es muy duro, deberás estar convencido/a de ello para no caer en la desesperación y tu motivación debe tener un ancla más sólida que la únicamente la económica. Piensa si estás preparado/a para estudiarlas y si una vez que las saques, es lo que te gusta hacer.

Si llevas mucho tiempo en desempleo, o por el contrario estás trabajando, pero con unas condiciones laborales que no son los que esperabas, ¡ánimo, es el momento de ponerte a estudiar!

Pero, ¿por dónde empezamos?

oposiciones_destacada

Lo primero que debemos saber, es la diferencia entre oferta de empleo público y convocatoria.

  • Oferta de empleo público:Anuncio de la administración del número de plazas que necesita cubrir en el futuro.
  • Convocatoria:Es el plazo para inscripciones a una oposición convocado por la administración.

Es importante saberlo, ya que entre la oferta y la convocatoria puede pasar bastante tiempo, incluso años.

Las oposiciones las convocan las administraciones públicas. En España, hay tres tipos de administraciones:

  • la Administración General del Estado,
  • las administraciones autonómicas,
  • las administraciones locales(ayuntamientos, mancomunidades, diputaciones provinciales, etc.)

También convocan organismos internacionales. Cada una de estas administraciones tienen competencia para planificar sus necesidades en cuanto a recursos humanos; de modo que tienen autonomía para decidir qué y cuántas plazas ofertar, así como los métodos adecuados para elegir entre las candidaturas.

Por otro lado, debes estar informado/a del tipo de proceso selectivo y de todos los requisitos específicos para presentarse a la oposición. Deberás valorar si cumples o no con los requisitos. En caso negativo, tienes que analizar si los requisitos que te faltan son alcanzables o no, y el tiempo que tardarás en conseguirlos.

Respeto al proceso selectivo, tienes que prepararte bien, y, para poder hacerlo, necesitas valorar si dispones de las herramientas y del tiempo necesario. Antes de empezar con la aventura de unas oposiciones, confirma que tienes opciones de superar todo el proceso, es algo que hay que analizar a largo plazo.

oposiciones_04

La ratio de plazas por aspirante es un buen indicador sobre las posibilidades reales que tienes de aprobar. Siempre que la oposición se adecue a tu perfil, es aconsejable optar por oposiciones con una razonable relación entre el número de plazas y el número de aspirantes.

El destino en el que se trabajará es otro aspecto importante. Tienes que saber si puede que tengas que cambiar de domicilio o realizar muchos kilómetros al día si consigues la plaza. Otro aspecto a valorar es si la retribución salarial se corresponde con tus expectativas.

Conoce las características de la oposición como periodicidad de la convocatoria, número de plazas, aspirantes que optan a esta convocatoria, etc. Estos datos te servirán para conocer mejor el tipo de oposición y como indicadores para decidir si es la mejor oposición para ti. Para ello puedes acudir a convocatorias anteriores o a centros especializados en preparación de oposiciones de tu localidad. En internet también puedes encontrar web especializadas en oposiciones.

Una oposición tiene que ser compatible con las circunstancias personales. No es lo mismo poder estudiar a tiempo completo que tener que compaginar el estudio con otras responsabilidades (trabajo, familia, estudios, etc.). Si el nivel de dedicación y la dificultad del temario es mucho mayor que el tiempo real que le puedes dedicar, esta oposición no es para ti.

Analiza bien tu tiempo y el de dedicación que tendrías que realizar para superar con éxito la oposición antes de iniciar algo que no puedas finalizar con éxito.

Otro de los aspectos importantes a valorar antes de decidirte por una oposición es saber los diferentes procedimientos públicos por los que selecciona la administración.

Los procedimientos más comunes son:

  • Oposición libre. Consiste en la realización de una o más pruebas para determinar la capacidad y la aptitud de las personas aspirantes, fijando su orden en función de la puntuación obtenida. Estas pruebas pueden ser eliminatorias o no.
  • Concurso. Tiene por objeto evaluar los méritos de los/as aspirantes al puesto según la baremación establecida recogida en las bases y según la puntuación obtenida por los/as aspirantes se obtiene una clasificación que determina su acceso.
  • Concurso-oposición.Es un sistema mixto en el que se combinan los dos anteriores. Consiste generalmente en la celebración de un examen, para después todos aquellos/as aspirantes que la superen se presentan a una fase de concurso en la que se valorarán los méritos. La suma de ambas partes determinará el acceso o no a la plaza.
  • Bolsa de trabajo.el objeto de la convocatoria es la constitución de un listado de candidatos que puedan estar disponibles para ser llamados según se vaya necesitando incorporar personal en la administración convocante. El proceso puede consistir en la valoración de méritos, pruebas selectivas, etc…

Puedes encontrarte preguntas de tipo test, desarrollo, casos prácticos, pruebas prácticas, pruebas físicas, entrevistas personales, psicotécnicos, reconocimiento médico y pruebas de idiomas.

Deberás analizar tu potencial y estudiar desde el principio entrenándote según el tipo de pruebas a las que te tengas que someter.

consejos_opo_organizacion_post

A continuación, te detallaremos los principales pasos a seguir en una oposición:

  1. En la oferta de empleo pública se detallan el número de plazas a cubrir.
  2. Es el documento más importante y el que te tendrás que saber a la perfección, ya que allí se detalla el sistema de selección que se empleará y las bases que lo regirán: número y características de las plazas, requisitos de los/as aspirantes, pruebas y programa de materias sobre las que versará, méritos evaluables y sistema de baremación, composición del tribunal calificador, etc. Una vez se abre el periodo de instancias tendremos que completar la solicitud y abonar las tasas correspondientes para poder optar al mismo. El temario suele publicarse en la convocatoria, pero hay veces que no es así y hacen una publicación antes o después de ésta.
  3. Tasas de examen. Para poder realizar unas pruebas selectivas cualesquiera, se han de abonar tasas de examen en la entidad financiera en la que indiquen las bases de cada convocatoria. El resguardo de haber abonado dichas tasas se habrá de presentarjunto con la solicitud para poder realizar el examen de la oposición que se desea. El precio de dichas tasas variará según la categoría y la entidad, abonándose tan sólo una vez.
  4. Lista de admitidos/as (provisional y definitiva). Una vez cerrado el plazo se publica un listado provisional de admitidos/as y se abre un plazo de 10 días para presentar alegaciones o subsanar errores. Posteriormente se publicará la lista definitiva. Es importante que estés pendiente de éste proceso, ya que si no apareces en la lista definitiva no tendrás opción a presentarte a las oposiciones.
  5. Fecha de examen. Pueden publicarse en la convocatoria, realizar nueva publicación una vez se ha presentado la lista definitiva de admitidos/as o incluso semanas antes del examen realizar una convocatoria detallando la fecha.
  6. Días después del examen publican la plantilla de respuestas correctas. Suele pasar que esta plantilla se impugne porque haya algún error y saquen la nueva corregida.
  7. Nota de corte y lista de aprobados/as. Una vez publicada la plantilla, se publica la lista nota de corte (nota que ha sacado el último en conseguir plaza) y la lista de aprobados/as. Aprobar no te garantiza una plaza, sí podrás siempre que lo indique la convocatoria a formar parte de una bolsa de empleo para futuras contrataciones temporales (interinidades).
  8. Es el último proceso, en el que se publican en el boletín oficial los/as opositores/as que han superado la oposición y se les nombra funcionarios/as.

consejos_opo_autocontrol_post

El estudio de una oposición va a requerir esfuerzo y constancia por tu parte. Te recomendamos que dispongas de una planificación a largo plazo personalizada a tus necesidades y tus horarios, y un método de estudio efectivo para cumplir con los objetivos que te marques.

Te recomendamos que acudas a centros especializados en preparación de oposiciones o a preparadores/as específicos de la oposición a la que optas. Aunque quizás no valores éstas opciones como ayuda en tu planificación y estudio, ya que prepararse una oposición puede suponer un desembolso económico importante dependiendo de la preparación que elijas, te darán información importante sobre la oposición a la que quieres optar.

Ánimo!! No te dejes asustar por opiniones o procesos que puedan parecer complicados. Si tu perfil encaja con el que se convoca, solo tienes que organizarte bien y contar con la ayuda de expertos/as que te apoyen a la hora de prepararte bien tus oposiciones. Con una buena preparación, hay posibilidades de éxito.

Fuentes: educaweb.com; gokoam.com; Elaboración propia

Recomendados para ti

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>