7 PASOS HACIA EL EMPLEO

7 PASOS HACIA EL EMPLEO
Terminaste tus estudios y  te preguntas ¿Ahora qué?

Si no sabes por dónde empezar a buscar empleo, o tus acciones, han resultado poco efectivas hasta la fecha, ¡este Post es para ti!

Con él, pretendemos guiarte mediante 7 sencillos pasos en el reto de encontrar empleo sin experiencia laboral. 

Encontrar trabajo se convertirá en nuestro primer trabajo, y por tanto, en nuestra primera oportunidad de demostrar nuestra competencias técnicas y personales.

Investiga, infórmate.

7pasos_busqueda

Debemos empezar por conocer y mantenernos informados sobre todo aquello que afecte a nuestro sector, actividad o profesión: legislación, sectores emergentes, actividad empresarial, empresas mejor posicionadas, etc. También sobre los recursos a nuestra disposición: becas, programas de prácticas, incentivos a la contratación, servicios de orientación o agencias de colocación. Y por último, sobre los perfiles profesionales demandados por las empresas, funciones que podemos desempeñar, conocimientos requeridos y aspectos más valorados entre los candidatos o candidatas.

No debemos desanimarnos ante perfiles muy altos, consideremos que las ofertas publicadas en los portales más masificados, son sólo un porcentaje de las oportunidades de trabajo existentes, que suelen coincidir, por ser más difíciles de cubrir, con las ofertas de requisitos más estrictos, o condiciones menos atractivas.

Para esta labor de investigación, disponemos de múltiples recursos, debemos aprovecharlos todos: alertas de google, lectores RSS, portales de empleo, twitter, redes profesionales, boletines, revistas especializadas, etc. Nuestros familiares, amigos y profesores pueden sernos de gran ayuda, si les transmitimos nuestras inquietudes o intereses.

Conócete, prepárate, diferénciate.

7pasos_mirror

El segundo paso consistirá en analizarnos a nosotros mismos, ¿Estamos preparados o preparadas para trabajar? ¿Qué somos capaces de hacer? ¿Qué tenemos que aportar a una empresa? ¿Compensaría nuestra aportación a la empresa los gastos de una contratación laboral? ¿Cuáles son nuestros puntos débiles y nuestros puntos fuertes? ¿Qué podemos mejorar o trabajar para incrementar las posibilidades de encontrar empleo? ¿Conocemos y dominamos las herramientas de trabajo habituales de nuestra profesión?

La respuesta a estas preguntas puede llevarnos a la conclusión de que necesitamos seguir formándonos. De hecho, esta será una necesidad continua a lo largo de nuestro desarrollo profesional. Para ello, tenemos una amplia oferta formativa y múltiples recursos, lo importante es que tengamos inquietud y predisposición hacia el aprendizaje, que nos preocupemos de reciclarnos y buscar soluciones, y sepamos aprovechar los medios a nuestro alcance.

Las indicaciones, o consejos de expertos en nuestro campo, pueden servirnos de orientación para dirigirnos hacia unas u otras materias, pero no hay mayor garantía de éxito que especializarnos en aquello que nos apasiona.

En la sección de formación del Portal Virtual de Empleo podemos encontrar algunos recursos.

Diversifica tu búsqueda.

7pasos_ordenador

Un error común entre quienes buscan empleo por primera vez, es limitar, o centrar su búsqueda, en la inscripción en uno o varios portales de empleo genéricos, y la elaboración de un perfil profesional en las redes sociales.

Estos procedimientos son necesarios y recomendables, pero pueden resultar poco efectivos, y con el tiempo, frustrantes, para determinados perfiles profesionales.

Debemos considerar, que cuando la oferta de profesionales, supera con creces la demanda, encontrar una oferta publicada con nuestro perfil, o superar una criba curricular, se tornan objetivos inalcanzables.

¿Quiero esto decir que no tengamos salida profesional? En absoluto. Hemos hablado ya del mercado oculto de trabajo, es decir, vacantes que no llegan a hacerse públicas porque no hay dificultad para encontrar personal cualificado por otras vías: contactos personales, profesionales, voluntariado, prácticas, colaboraciones, bases de datos propias, etc. Aprovechemos todas estas vías para darnos a conocer y presentar nuestra candidatura.

Por otro lado, debemos ser conscientes de que el mercado laboral está cambiando. Hay una fuerte tendencia hacia la flexibilización de las relaciones laborales, y muchos empresarios prefieren pagar los servicios de un freelance que contratar un profesional. Trabajar por cuenta propia es otra opción de incrementar nuestras posibilidades de inserción.

Y por último, ¡imaginación al poder!, no hay que ponerse límites a la hora de dibujar nuestro futuro profesional, los expertos aseguran que la mayoría de profesiones futuras no están aún inventadas, así que pensemos qué podríamos aportar a la sociedad o a la actividad empresarial, quizá resulte un ejercicio muy fructífero.

Actúa con iniciativa y proactividad.

Cuando tenemos escasa experiencia, nuestra actitud es nuestro mayor valor. Las empresas están interesadas en atraer jóvenes promesas, y para evaluar el potencial de los candidatos y candidatas, suelen valorar tanto sus logros académicos y personales, como sus actitudes.

¿Has probado a sustituir las autocandidaturas al uso, por una presentación del tipo de trabajo que podrías desarrollar para la empresa, y el valor que éste supondría para la misma? Este tipo de estrategia te resultará mucho más efectiva que la Autocandidatura estándar, y marcará la diferencia respecto al resto de candidatos o candidatas. Más aún, si le ofrecemos la posibilidad al empresario de acogerse a un convenio o contrato de prácticas, o beneficiarse de bonificaciones en las cotizaciones a la seguridad social por nuestra contratación.

Aprovecha las oportunidades, piensa a largo plazo

7pasos_oportunidades

En ocasiones, tomamos decisiones poco estratégicas, pensando más en nuestras necesidades actuales, que en las futuras. Por ejemplo, elegimos un trabajo con menor proyección que otro, pero mejor pagado, o uno menos enriquecedor, pero más próximo a nuestro lugar de residencia. O bien, renunciamos a seguir estudiando, opositar o realizar una estancia en el extranjero, ante la oportunidad de incorporarnos al mercado laboral.

Pues bien, a largo plazo, podemos arrepentimos de no haber aprovechado las oportunidades que tuvimos.

Por supuesto, cada persona tiene sus circunstancias, y tampoco disponemos de una bola de cristal, que pueda asegurarnos con certeza, que nuestras elecciones serán las adecuadas. Pero es conveniente que aprovechemos cualquier oportunidad de desarrollarnos profesionalmente, o mejorar nuestras competencias, pues será nuestra principal garantía para mantenernos en el mercado de trabajo.

Comparte tu entusiasmo y pasión por tu profesión.

No debemos pecar de timidez a la hora de compartir con nuestras redes sociales lo que sabemos hacer, lo que nos gusta, o cuál es nuestro estilo o forma de trabajar. Es una eficaz manera de que conozcan nuestra profesionalidad y entusiasmo, y puedan contratarnos o recomendarnos, cuando alguien necesite nuestros servicios.

Muchas veces tenemos la creencia de que sólo nos sometemos a evaluación en el contexto de un proceso selectivo, y nada más alejado de la realidad. La manera en que interactuamos en entornos académicos o sociales, puede ser determinante en la generación de nuevas oportunidades profesionales. Si en nuestras interacciones, actuamos con iniciativa y amabilidad, y demostramos solvencia técnica y profesional, estaremos incrementando notablemente nuestras oportunidades laborales.

Seguro que todos tenemos, más o menos claro, qué compañeros o compañeras de clase, amigos o amigas, escogeríamos para formar un equipo de trabajo.

¡Véndete!

7pasos_vendete

Y por último, no por ello menos importante, ¡hay que saber venderse! Podemos tener un buen producto, pero si no sabemos venderlo, estamos perdidos.

Cuando buscamos trabajo, el C.V., la carta de presentación y nuestro perfil en las redes profesionales son nuestra tarjeta de visita. La información que pueda extraerse de ellos, de su forma y contenido, será todo la que tenga la empresa para decidir si merecemos pasar de los cientos de C.V. valorados, a la decena de personas que serán entrevistadas para el puesto. Desde luego, no es tarea fácil, pero no debemos desanimarnos ante este reto.

Merece la pena invertir el tiempo necesario en hacer un buen C.V., y una carta de presentación que nos ayude a diferenciarnos de las demás candidaturas, de este pequeño esfuerzo, puede depender nuestro futuro laboral.

Nuestro C.V. debe ofrecer garantías de que somos competentes para el puesto, y resultar suficientemente atractivo.

En el Post de la semana que viene, desvelaremos cómo elaborar un C.V. que haga destacar nuestra candidatura. ¡No te lo pierdas!

Fuentes: Elaboración propia. Imágenes elaboradas y propiedad del Portal Virtual de Empleo de la Universidad de Sevilla

Recomendados para ti

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

popup