ERRORES QUE DEBES EVITAR EN TU PERFIL DE LINKEDIN

ERRORES QUE DEBES EVITAR EN TU PERFIL DE LINKEDIN

El mundo digital y de las nuevas tecnologías se ha convertido en un arma muy potente para facilitar nuestra vida cotidiana y todo lo que en ella se demanda. La facilidad para poder realizar acciones de manera instantánea es uno de los grandes logros de la era moderna. Contactar con otras personas, enviar mensajes y solicitudes, hacer compras, consultar información…todo ello está en nuestro mano en milesimas de segundo gracias a la presencia y nuestra estancia en la red. En este sentido y centrándonos en el ámbito de las relaciones personales, han surgido una serie de plataformas de contacto que han permitido multiplicar las posibilidades de comunicación e intercambio de información entre los individuos. Extrapolando estas posibilidades al mundo empresarial y profesional, es realmente interesante los avances conseguidos en acciones relacionadas con la búsqueda de empleo, empleadores e información laboral.

Estas plataformas, las cuales llamamos redes profesionales o redes sociales, de manera más general, son también susceptibles de ser usadas con una mejor o peor maestría, y es por ello que se hace imprescindible conocer el mejor modo de aprovechamiento de las mismas para la consecución de nuestros objetivos laborales.

En nuestro post de hoy vamos a centrarnos sobre lo que NO se puede hacer en una de las redes más conocidas, Linkedin, poniéndonos en el papel del usuario que utiliza la misma para buscar empleo.

1

No completar el perfil al 100%

Linkedin no es como esos portales de empleo, no es un lugar donde solo poner los puestos de trabajo que has ido desarrollando a lo largo de tu vida y tus estudios. Linkedin no es solo un currículum vitae. Es una plataforma donde crear relaciones, construir tu marca y futuro laboral y adquirir conocimiento.

Perfiles sin foto

Los perfiles sin foto crean desconfianza y suelen ser descartados inmediatamente. Se hace imprescindible tener un filtro identificativo y directo entre perfiles que pueden ser muy parecidos.

Foto poco profesional.

Tu foto debe transmitir lo que tu sector pide, debe representar tu “tú profesional”a través de una imagen acorde. Evita los retoques fotográficos excesivos y opta por una opción que te favorezca. No dejes de leer nuestro post sobre las fotos en los CV!

Titular Profesional o Professional Headline inadecuado.

Transmite el mensaje que quieres que los demás reciban. Debe ser claro y relacionado con tu puesto-objetivo profesional.

Configuración de perfil anónimo.

En la página de tu perfil verás la pestaña “editar perfil” con un desplegable en el que encontrarás la opción “Gestionar la configuración de perfil público”. Mientras más público sea tu perfil tendrás más opciones de oportunidades laborales o de negocios.

Sin Extracto o summary.

En pocas líneas deben expresarse los objetivos personales y profesionales. Hazlo de un modo claro, conciso y haciendo uso de un lenguaje formal.

Cargo superior al real.

Que tus puestos laborales respondan a las funciones que has realizado. Tus probabilidades pueden verse seriamente reducidas si un seleccionador duda de la veracidad de la información. Además, piensa que si entras dentro del proceso te querrán para una posición superior a la tuya, y no necesariamente tu experiencia implica que vayas a estar preparado.

Méritos falsos.

Tus responsabilidades comunican a una empresa tu cargo potencial, y tus logros comunican tu forma de trabajar, y ambos deben estar bien especificados y documentados en la medida de los posible en tu perfil de LinkedIn.

Experiencia Profesional confusa.

Tu perfil online debe transmitir la misma información que tu currículum, los dos mensajes deben ser coherentes y seguir la misma línea de comunicación.

Cantidad más que calidad.

La clave para la red de contactos de tu perfil de LinkedIn es centrarse solo en aquellos perfiles de tu sector, industria o profesión. Aceptar todo tipo de solicitudes que te llegan merma la calidad de tu network. Mira siempre el perfil de aquellos que te añaden a su red profesional y asegúrate de que son relevantes para tu red.

Recomendaciones falsas.

Las recomendaciones de LinkedIn funcionan mejor cuando se han dado de forma auténtica y que provienen de tus superiores, clientes y personas a las que les has proporcionado tus servicios. Las recomendaciones de tus compañeros del mismo rango y/o amigos no son tan creíbles a la hora de construir una marca personal.

Perfil no asociado a la empresa.

Debes asociar tu perfil a la empresa que trabajas siempre y cuando esta tenga otro perfil en la red. Tendrás un perfil más profesional ya  Linkedin asociará el logotipo de tu empresa a tu puesto de trabajo. Si alguna persona busca dentro de Linkedin por “empresas” en lugar de por “personas”, Linkedin le ofrecerá un listado con todas las personas que trabajan en esa determinada empresa y estén asociadas con la misma.

keywords

Invitaciones no personalizadas.

Evita los mensajes automático de LinkedIn y personalízalos. Puedes tener 2 ó 3 plantillas guardadas en un documento Word.

No utilizar los grupos de LinkedIn.

Para poder encontrar gente con los mismos intereses profesionales que tú, o para facilitar el trabajo a los reclutadores que estén buscando perfiles en la red social. Lo mejor es formar parte de grupos que tengan relación con tu carrera profesional.

No publicar.

 No sirve de nada que tengas un perfil 10 si no colaboras y si no publicas contenidos (tuyos o de terceros).

Cuéntale a tu red de contactos para qué estas aquí, en qué puedes ayudar, cuáles son tus experiencias, tus dudas o tus éxitos. Cuanto más te “abras” más conectarás con la gente. La conexión será imposible si no está presente. Y tu presencia se demuestra publicando.

Publicar sobre temas controvertidos: política, religión, sexo…

No tiene sentido incitar a la polémica ya que tu marca personal puede verse afectada. Hay temas que son muy personales, difícilmente argumentables y que despiertan las pasiones de los seres humanos.

Publicar posts que no tienen nada que ver con tu profesión.

Si quieres publicar una frase inspiradora, no pasa nada. Si está relacionada con tu trabajo, con alguna experiencia laboral o personal o ayuda a otros a reflexionar sobre un tema importante “relacionado” con el trabajo, adelante.

Publicar contenido sin hablar con tus contactos, sin introducción o titular.

Publicar implica que tú tienes una opinión sobre lo que estás publicando, por lo que es recomendable hacer una pequeña introducción. Si es un contenido de un tercero y te ha parecido interesante, escribe unas líneas diciendo a tus contactos por qué deberían leerlo, qué es lo que a ti te ha llamado la atención, o qué has aprendido tú con esa información. Tus publicaciones necesitan un titular.

No hagas como mucha gente y pongas una entradilla como “Gran post de Juan Martinez” así , sin más. Un titular a modo: “Juan Martinez te explica en este genial post cómo funciona la industria del automóvil en china.” Para después publicar el enlace a esa información.

No dar las gracias.

Cuando una persona recomienda alguno de tus post, debes darle las gracias. Cuando una persona le da al “me gusta” a algo que publicas, dale las gracias. Cuando alguien comente cualquiera de tus actualizaciones, responde agradeciendo primero su tiempo en comentar y su interés por tus comunicados. Este proceso provoca que tus posts tengan una mayor repercusión tanto dentro de tu red de primer grado como en la de segundo y tercero.

No responder a los mensajes.

Cuando recibes un mensaje (privado, no uno grupal) en realidad tienes una oportunidad de oro para crear una nueva relación con esa persona. Aunque tu respuesta no sea inmediata, contesta.

Haz la prueba ahora mismo. Mira en tus mensajes de Linkedin y observa si hay alguno sin contestar. Aunque haya pasado tiempo, responde ahora. Puedes decir que se te había pasado o que lo leíste en su día y sin querer lo dejaste sin respuesta. Es increíble observar cómo las personas agradecemos que nos tengan en cuenta.

Además, aunque no sea de tu interés –ahora mismo- lo que te comentan, solicitan o explican en el mensaje, no cuesta nada decir: “gracias por tu mensaje”. Y dice mucho sobre ti.

No utilizar la aplicación de linkedin en el móvil.

Linkedin te ofrece de manera gratuita su aplicación móvil. Tener esta aplicación, hará que tu actividad en esta red sea mucho mayor ya que tendrá siempre “a mano”  información relevante que se publica en esta red sobre tu sector, tu industria, tus clientes o … tu competencia. Además, desde el móvil es sencillísimo recomendar y compartir posts de otros.

2

Fuentes: Inge Sáez, Hays.

Recomendados para ti

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

popup