CARTA DE PRESENTACIÓN: LA AUTOCANDIDATURA

CARTA DE PRESENTACIÓN: LA AUTOCANDIDATURA

La autocandidatura es la estrategia a través de la cual intentamos acceder a un puesto de trabajo en una empresa concreta,  sin que exista una oferta de empleo previa. De este modo, tomamos la iniciativa y nos anticipamos a las futuras necesidades y oportunidades que puedan surgir en ella.

Este procedimiento tiene dos aspectos positivos, uno de ellos nos favorece a nosotros mismos ya que evitamos un gran número de posibles competidores como ocurre cuando se publica una oferta de trabajo. El otro aspecto es que en numerosas ocasiones, las empresas no llegan a publicar su vacantes y buscan candidatos directamente en su base de datos, lo que supone que, si llegas a formar parte de esa base, tendrás acceso a un mercado oculto de trabajo del que no podrías tener conocimiento de otro modo.

Hoy recomendamos algunos consejos para sacarle el mayor rendimiento posible a esta forma de búsqueda de empleo.

 ¿Qué pasos seguimos?

  • Lo primero sería realizar un listado de empresas de nuestro interés y en las que nos podemos ver trabajando según nuestra formación, habilidades, experiencias, intereses u objetivos profesionales.
  • Indagar y conocer las características de dichas empresas, los perfiles profesionales que suelen contratar y los posibles puestos de trabajo a los que podríamos optar.
  • Elaborar la carta de autocandidatura y el currículum personalizado para cada empresas, describiendo nuestro interés, motivación y entusiasmo en formar parte de la organización. Es fundamental destacar en el cuerpo de la carta el por qué queremos trabajar en la empresa, lo que podemos aportarles y resaltar nuestras habilidades y competencias relacionadas con el sector. Recuerda que las cartas de presentación tiene una estructura y una extensión concretas.

autocandidatura_02

  • Investigar en la web y redes de la empresa. Ahí, deberemos localizar el servicio o persona responsable de personal/RRHH y usar el contacto que venga detallado. En el caso de no dar con el mismo, intentaremos contactar a través de otros datos o por teléfono (lo importante es asegurarnos que nuestra carta y currículum llega correctamente).
  • Enviar nuestra información por correo ordinario, de forma presencial entregándolo en mano, por correo electrónico o a través de las redes sociales.  Las dos  últimas formas de envío son las más habituales gracias a las nuevas tecnologías, mientras que las dos primeras podrán utilizarse dependiendo del tipo de empresa al que deseemos acceder. En este sentido, las pymes  son las más idóneas para visitar presencialmente, en el caso de que prefiramos hacerlo de este modo.
  • Hacer un seguimiento de autocandidaturas mediante un registro de empresas en una tabla tipo Excel, indicando el nombre, actividad, datos de contacto, fecha de envío, resultados y observaciones, de modo que podamos hacer un  balance de nuestra búsqueda de empleo. Mediante este seguimiento, podremos ver cuáles son las empresas de las que no obtenemos respuesta, lo que nos posibilitará, tras un tiempo prudencial,  volver a contactar con ellas y hacer un segundo intento.

autocandidatura_01

Lo importante en este proceso de búsqueda de empleo no es sólo que exista una oportunidad de empleo para nosotros, sino que nosotros busquemos también dicha oportunidad.

Fuentes: Elaboración propia, guías de empleo, VLC Empleo, Imágenes elaboradas y propiedad del Portal Virtual de Empleo de la Universidad de Sevilla

Recomendados para ti

popup